30/07/2019

Diego Díaz gana el Trofeo Pozo Tremeo en Rumoroso

En la tarde del lunes 29 se disputó el undécimo Trofeo Pozo Tremeo – Ayuntamiento de Polanco, en la bolera “Las Escuelas” de Rumoroso organizado por la Peña Bolística Club Bansander. Como cada año, el formato era una novedad, siguiendo con la tradición de este concurso de querer salirse de la tónica habitual de la competición bolística.

Doce jugadores de categorías menores se dieron cita en esta recogida bolera para disputar este Trofeo que celebraba su undécima edición. Cuatro alevines -Diego Díaz, David García, Jesús Pérez y Óscar Blanco-, cuatro infantiles -Óscar García, Néstor Viar, Lucas Carral y Mario Viadero-, y cuatro cadetes -Rubén Odriozola, Mario Pellón, Marcos Sobejano y Carlos Blanco-.

Estos jugadores tiraron un concurso a cuatro tiradas en la primera fase de la competición. Los cuatro mejores registros pasaban directamente al cuadro de la fase final, en tanto que los ocho restantes debían luchar por un puesto en ese cuadro, al que solo llegarían cuatro más, quedando eliminados los cuatro restantes. De este modo, Mario Pellón (74), Diego Díaz (69), Jesús Pérez (65) y Rubén Odriozola (64) pasaban directamente a la fase final.

La segunda fase del Trofeo constaba de cuatro enfrentamientos a juego libre, en partidas de un solo chico con cierre a veinte, y donde el sorteo inicial, “la perra al aire”, tendría gran importancia en el devenir de cada enfrentamiento. En esta segunda ronda, Marcos Sobejano vencía a David García; Carlos Blanco apeaba de la competición a su hermano Óscar; Lucas Carral necesitó una tercera tirada para derrotar a Mario Viadero; y Néstor Viar lograba el pase frente a Óscar García.

Con esto llegamos a la fase final, al cuadro final. Mario Pellón, tras deshacerse en cuartos y semifinales de Néstor y Lucas, llegaba a la final para medirse a Diego Díaz, que hizo lo propio con Marcos Sobejano y Jesús Pérez. Dos subcampeones regionales frente a frente en una final que si algo tuvo fue emoción hasta la última bola y un juego extraordinario. Una final a dos chicos hechos. Llegados al chico definitivo, con empate a uno en el marcador, Mario realizaba una gran tirada, derribando 21 bolos y obligando a su rival a superar esa cifra si quería alzarse con el triunfo. Diego no se arrugó y, tras subir 7 ‘palos’, conseguía birlar sus tres bolas de cinco para sumar 22 y adjudicarse ese definitivo segundo chico que le proclamaba vencedor de este XI Trofeo Pozo Tremeo – Ayuntamiento de Polanco.

Entregaron los premios Rosa Díaz, alcaldesa del Ayuntamiento de Polanco, Isabel Herrera, concejala de Servicios Sociales y Jonathan Villegas y Rubén García, concejales de Polanco. Finalizada la competición, jugadores, familiares y demás público pasaron al tercer tiempo, una merienda para comentar las jugadas más interesantes de este Trofeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *